Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 27 de octubre de 2011

Ya llega el agua.




Hasta 25.000 habitantes de 57 localidades, contando la población de verano, podrán beneficiarse del abastecimiento de agua en las mejores condiciones de calidad procedente de la red de Burgos a partir del próximo verano. Con la firma del convenio entre el Ayuntamiento de la capital y la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas del Norte (anteriormente, CHD), ratificado ayer en el Consistorio burgalés, con la presencia de miembros de la Mancomunidad Campos de Muñó, el presidente de la Diputación y el delegado territorial de la Junta, se ponía fin a un polémico proceso iniciado hace seis años, cuando comenzó la primera petición de firma de un convenio para llevar a cabo ese suministro desde Burgos. Las posteriores confrontaciones entre el Consistorio y la CHD sobre todo surgidas a raíz de la petición de contraprestaciones por parte de la anterior Corporación, dilató el proyecto, aunque ayer el alcalde, Javier Lacalle, manifestaba que «bien está lo que bien acaba».
Y mientras en Burgos se daba cuenta del convenio, en Valladolid, AcuaNorte, daba a conocer que será una unión temporal de empresas, formada por Copsa S.A. y Gómez Generación S.L., quien llevará a cabo las obras que quedan pendientes para culminar el abastecimiento. El punto de enganche estará en el Hospital del Rey, concretamente en la calle Juan de Austria. El convenio tendrá una vigencia de 25 años inicialmente. Burgos suministrará un caudal de 55,57 l/seg en las adecuadas condiciones de presión y calidad: Cuando los depósitos de Cortes se pongan en funcionamiento, el caudal podría elevarse hasta 100 l/sg. siempre que lo autorice la CHD. Esa cantidad garantiza el agua para la población actual de la zona de Muñó, en torno a los 8.000 habitantes, pero también a la población flotante de la comarca en la época estival y periodos vacaciones, es decir, a unos 25.000 habitantes. La Confederación también remarca que se beneficia del acuerdo una población de unos 30.000 habitantes en el horizonte del año 2015.
Lacalle manifestó su satisfacción por el acuerdo y añadió que no se puede entender Burgos sin la provincia y viceversa. También quiso reconocer la tenacidad de los pueblos de Muñó y la Mancomunidad, en las figuras, sobre todo, del actual presidente, José Luis Julián, y del que fuera alcalde de Santa María del Campo, Dositeo Martín, así como el esfuerzo de César Rico, tanto en su cargo como presidente de la Diputación, como del PP. El propio Rico recordó que la institución provincial ha aportado 1,5 millones de euros al proyecto desde el año 2006 y añadió que se apoyó lo que querían los ayuntamientos, que era el enganche y no la potabilizadora, opción que barajó la CHD.
Por su parte, José Luis Julián afirmó que por fin «acaba el calvario» con el que llevan tantos años, aunque recordó que la obra podría haber estado acabada hace 3 años. Se congratuló, no obstante, del final feliz por «nuestra lucha», y dio las gracias a todos los que han colaborado para que fuera así.

Siete meses de obras

AcuaNorte esperó a la ratificación del convenio ayer para anunciar la adjudicación a una unión temporal de empresas, formada por Copsa S.A. y Gómez Generación S.L., la adjudicación del tramo final de las obras, por 1,6 millones, de una inversión total de 2,5 millones.
El periodo de ejecución de los trabajos se fija en 7 meses y consistirán básicamente en la construcción de los 7 últimos kilómetros de tuberías, así como la puesta en marcha de una red de telemando y telecontrol de toda la red. Están ya construidos más de 200 kilómetros y 20 depósitos de regulación, infraestructuras que, según José Luis Julián, podrían haberse deteriorado estos años, lo que podría afectar a la puesta en marcha de la red.
(noticia de Diario de Burgos, copiado y pegado).




Pues ya era hora que decíamos algunos, esta ha sido la carrera de despropósitos más grande que he visto.
Incluso algun cerebro, propuso depurar agua después de la ciudad, que manda h.....
En fin, ya se ve la luz al final del túnel. Cuando vine a vivir a Buniel allá en 1993 ya se hablaba del agua de Burgos, veremos si llega de una vez.

Que Fortuna aligere las obras...

1 comentario:

madriles dijo...

Sólo me cabe decirte enhorabuena, a tí y a todos los que podrán beber una de las mejores aguas de España. La finura del agua burgalesa es tal, que enjuagado el jabòn, parece que todavía te queda espuma en la mano. Esa experiencia sólo la he experimentado en Burgos. Es hora de que más personas la disfruten. Congratlations, Daniel. Os lo habéis currao. Mi abrazo.