viernes, 6 de diciembre de 2019

Bellotas por Buniel




 Esta mañana hemos recogido esta provisión de futurobellotas de encina, (Quercus Ilex), una de las armas más potentes de la Historia contra el hambre, el cambio climático, la suciedad ambiental, la sequía, el polvo y las inundaciones.

 Los árboles son uno de los instrumentos más agradecidos que nos da la Naturaleza,  si coges las especies que siempre han crecido donde vas a plantar y no haces tonterías snob, después de plantarles o sembrarles, apenas hay que hacerles nada, tan solo dejarles en paz, así de sencillo.

  Estos, a cambio de nada, nos dan oxigeno, eliminan el dióxido de carbono, ayudan a fijar el nitrógeno al suelo, captan el polvo ambiental y lo transforman en tierra, retienen terrenos, dosifican la humedad, (el mejor pantano es un buen bosque), generan vida debajo de ellos, al lado de ellos y encima de ellos, y lo hacen de forma altruista, TOTALMENTE GRATIS, tan solo hay que dejarles en paz. ...repito, tan solo hay que dejarles en paz, así de sencillo...

 Con este arsenal de bellotas y pertrechados con otra poderosa arma, la azada, que muestro en la siguiente foto... (porque creo que muchos no la conocen y si la conocen, no la emplean),  iremos el lunes que viene a sembrarlas.



Esta enérgica arma es barata, extremadamente ecológica , (ya que no dispone de pilas, no hay que enchufarle a ningún sistema energético, sus emisiones son cero, cero absoluto, y su reciclaje es sencillo), y por si fuera poco, este instrumento de creación masiva, posee efectos muy beneficiosos para la salud, a los que comen poco les abre el apetito y a los que están más rellenos les adelgaza, ¿conocen ustedes algún otro producto que tenga estas propiedades?...

Bueno que me enrollo, armados hasta los dientes con estos instrumentos, bellotas y azadas, sumaremos la valentía de nuestro buen humor y un almuerzo, (que no solo de voluntad y buen humor vive el ser humano),  e iremos a plantar bellotas.

 Estas crearan árboles que seguramente yo no veré en su estado adulto, da igual, pero... quizás... mis hijos o mis nietos, algún día se tumbaran debajo de su sombra y es posible que hagan el amor con su pareja debajo del árbol que plantó su abuelo o bisabuelo.

Para acabar solo recordarles una cifra, para que ustedes respiren, más o menos, se necesitan más de veinte árboles por persona, hagan cuentas y planten árboles, es barato, es sencillo y es muy, muy gratificante... Si hacemos estas cuentas, creo que en nuestro pueblo faltan cientos de árboles...

Si me preguntan si soy ecologista, solo puedo contestar una cosa: Lo que no soy es tonto... así de sencillo. ¿Pertenezco a algún movimiento? pues si, cuando siembro, al de la azada... arriba y abajo, no hay que tener estudios, ni nada, solo voluntad...

El lunes 9 de Diciembre a las 9 horas en la Plaza Mayor, tendremos más de 400 bellotas para sembrar... a por ello...


 Para seguir plantando bellotas... (pinchar en bellotas)

Que Fortuna nos aporte voluntad y sobre todo... buenas obras.

No hay comentarios: