Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 22 de enero de 2010

EL Agua de los burgaleses...de todos los burgaleses...



¿Este Pantano es del Ayuntamiento de Burgos?
Os dejo a continuación, una carta que me han mandado con las alegaciones a la depuradora de Villalonquejar. Para mi modesto entender, tiene más razón que un santo. Independientemente que sea del partido que sea. ¿Tiene la razón, partido político?. Personalmente, creo que no, que las soluciones hay que dárselas a los ciudadanos independientemente del perfil político de las autoridades.
¿Tiene el agua partido político?.
¿La salud de nuestros pueblos debe peligrar por que partidos políticos como el pepe y el pesoe, quieran su parcelita de poder y decisión...?
La respuesta es clara y contundente: NO.
La finalidad de los politicos , debe ser el bienestar y la salud de sus ciudadanos, no las batallas por la toma de decisiones.
El Pantano de Arlanzon es de todos los españoles, no solo del alcalde de Burgos.
Todos pagamos impuestos y el desperdiciar el dinero público en obras duplicadas no debe ser moneda de cambio para satisfacer egos políticos.Lo primero que se debiera mirar es la salud de los ciudadanos y tener agua limpia es un DERECHO, no un favor.
Os dejo con el texto...




La solución por la cual opta de forma cerril la CHD para dotar de agua potable de consumo a los municipios del bajo Arlanza y Arlanzón es absolutamente irracional, ya que pretende dar agua más cara, más tarde, de peor calidad, en contra de la voluntad expresa de los interesados y con un despilfarro importante de inversiones públicas, a la Mancomunidad “Campo de Muñó”, respecto a la opción más razonable, económica, rápida, segura y apoyada democráticamente, que supone el enganche de la red de distribución construida a la red de Burgos.
ALEGACIONES AL PROYECTO DE ABASTECIMIENTO MANCOMUNADO A LA VECINDAD DE BURGOS. NUEVA CAPTACIÓN EN EL RÍO ARLANZÓN, ETAP Y DEPÓSITOS REGULADORES”
1.- INTRODUCCIÓN.
El abastecimiento a las localidades del Bajo Arlanza y Arlanzón (provincias de Burgos y Palencia) se ha mantenido en las últimas décadas en una situación de gran precariedad, pendientes en muchos casos de la realización de las obras del embalse de Castrovido, en el alto Arlanza, y realizándose su abastecimiento mediante captaciones subterráneas o manantiales que proporcionaban aguas escasas en su caudal (especialmente en verano), y con calidades muy deficientes, que en el caso de algunas localidades no cumplían los requerimientos de la legislación actual en materia de aguas de consumo.Fruto de esta situación, a principios de la década, se llega a un acuerdo para el abastecimiento a estas localidades con agua procedente de la Cuenca del Arlanzón, buscándose inicialmente la conexión directamente al embalse de Úzquiza o en la ETAP de Arlanzón, y aceptándose en una segunda opción como toma de abastecimiento del agua potable, la red de la ciudad de Burgos, en el término municipal de Burgos, en las proximidades de la Universidad.
Así, para dicha actuación se establece en la firma del correspondiente convenio de colaboración entre las siguientes entidades: Junta de Castilla y León,Excma. Diputación Provincial de Burgos,Ayuntamientos incluidos en la actuación (agrupados en la Mancomunidad “Campos de Muñó”) y La sociedad estatal Aguas del Duero, S.A., ejecutó las obras correspondientes al complejo de distribución “Abastecimiento Mancomunado. Vecindad de Burgos” que se finalizaron en la primavera de 2008, con la construcción de estaciones de impulsión, depósitos y una red de tuberías de más de 100 kilómetros de longitud.
Este proyecto suponía la garantía de abastecimiento a las localidades de: San Mamés, Hormaza, Ciadoncha, Quintanilla de las Carretas, Hornillos del Camino, Mazuela, Buniel, Isar, Presencio, Frandovínez, Palacios de Benaver, Palazuelos de Muñó, Cavia, Villanueva de Argaño, Barrio de Muñó, Albillos, Cañizar de Argaño, Belbimbre, Cayuela, Villarejo, Santa María del Campo, Villamiel de Muñó, Tamarón, Mahamud, Villanueva Matamala, Iglesias, Villahoz, Villavieja de Muñó, Villaldemiro, Villaverde Mogina, Arroyo de Muñó, Villaquirán de los Infantes, Villodrigo, Quintanilla Somuñó, Villanueva de las Carretas, Valles de Palenzuela, Arenillas de Muñó, Villazopeque, Palenzuela, Mazuelo de Muñó, Los Balbases, Peral de Arlanza, Pedrosa de Muñó, Vizmalo, Villacienzo, Estépar, Revilla Vallegera, Renuncio, Medinilla de la Dehesa, Villamedianilla, Quintana del Puente, Celada del Camino, Vallegera, Vilviestre de Muñó, Pampliega, Villagutiérrez y Olmillos de Muñó.
Cuando las obras se encontraban próximas a su finalización y a su entronque con la red de distribución de aguas de la ciudad de Burgos, dada la falta de entendimiento político y administrativo entre los responsables del Ayuntamiento de Burgos y la Confederación Hidrográfica del Duero, surge la opción de construir una nueva Estación de Tratamiento de Aguas Potables (ETAP) que tome el agua bruta directamente del río Arlanzón, opción que han rechazado de forma sistemática tanto los representantes de la Mancomunidad “Campo de Muñó”, como los ayuntamientos que la integran, como los vecinos de la zona y el PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL), habiéndose realizado una docena de charlas informativas en las principales localidades de la comarca, dos manifestaciones reivindicativas en Burgos capital y la recogida de 2000 firmas exigiendo la conexión con la red de Burgos y expresando el rechazo a una nueva potabilizadora que tome agua de la red de Burgos.
2.- ALEGACIONES AL PROYECTO.
2.1.- La justificación de la nueva ETAP, que surge de una presunta “falta de garantía de caudal” a suministrar por la red de Burgos es absolutamente falsa. Como bien conoce la CHD, la ETAP del Ayuntamiento de Burgos, localizada en la población de Arlanzón, fue ampliada y mejorada en torno al año 2000, dotándola de una capacidad de tratamiento de 1600 litros/segundo, cuando el consumo actual de la ciudad de Burgos y de los municipios conectados a su red de abastecimiento no supera un consumo medio de 1000 litros/segundo. Por tanto la red de Burgos reencuentra en condiciones de proporcionar de forma holgada y sin limitaciones el caudal que pueda solicitar la Mancomunidad de Campo de Muñó, que de forma realista puede estimarse, también de manera holgada en 30 litros/segundo.
2.2.- La CHD parece utilizar la presunta “falta de garantía de caudal” como eje iniciador de su opción por una nueva ETAP; sin embargo la información disponible muestra que en la mente de la CHD ya estaba esta opción, y que la negativa del Ayuntamiento de Burgos a facilitar la conexión a su propia red de aguas, ha sido la coartada perfecta que la CHD necesitaba para justificar una decisión irracional, pero que ya estaba previamente acordada: la construcción de la ETAP. Solo así se entiende que en fecha tan temprana como 2008 (dos años antes de la negativa de conexión del consistorio burgalés) se encargara a la empresa OMICRON-AMEPRO la realización del proyecto de construcción de la nueva ETAP, estudio finalizado en febrero de 2009, y que incluso anteriormente la CHD valorara la posibilidad de tomar agua directamente del río Arlanzón, a la altura de Cavia, desestimándose por su pésima calidad. La conclusión parece evidente, la CHD desea hacer esta instalación, quizás para dotar otras demandas futuras de agua (en propuestas urbanísticas que ya no parece realista contemplar), o sencillamente por tener unas instalaciones que gestionar.
2.3.- El dimensionamiento de las instalaciones previstas en el proyecto (Nueva captación en el río Arlanzón,Instalación de bombeo,Nueva estación de tratamiento de agua potable (ETAP),Depósitos de regulación y Conducciones de conexión de los distintos dispositivos y de enganche con la red) parte de criterios absolutamente fuera de la realidad, así, las previsiones de agua necesaria son totalmente irreales, ya que se prevé para las localidades de la Mancomunidad una población de ¡50.000 habitantes!, cuando las cifras demográficas más optimistas no llegarían ni al 20% de esa cifra (y la cifra de los censos actuales está por debajo de los 4000 habitantes), ya que la mayor parte de los municipios incluidos en la actuación soportan un proceso de despoblación y envejecimiento galopante. Por ello dimensionar las instalaciones para proporcionar 150 litros/segundo es irreal, innecesario y provocará un encarecimiento, no solo de la construcción de la infraestructura, sino de los costes diarios de su mantenimiento.
2.4.- El presupuesto de las actuaciones previstas en el proyecto, incluidas las expropiaciones, ascienden a una cantidad de 6.236.519 € (en torno a 1.040 millones de pesetas), cifra que parece poco realista y que finalmente se acercará más a los 10.000.000/12.000.000 €. En cualquier caso un despilfarro injustificado, máxime en estos tiempos de crisis económica, en los cuales las administraciones públicas debieran dar ejemplo de austeridad en el gasto, ya que la conexión a la red de Burgos, proporcionaría agua de manera inmediata, de mayor calidad, a un precio más barato y sin estas innecesarias inversiones.
2.5.- El punto elegido para la toma de agua del río Arlanzón, en el término de Villalbilla de Burgos, unos 2000 metros río arriba del vertido de la EDAR de Villalonquéjar y de la confluencia con el río Ubierna, evita el tramo de peor calidad del agua del río Arlanzón, pero aún así sigue optando por un punto donde los parámetros de calidad del agua del río son manifiestamente peores que respecto al embalse de Úzquiza, así, cabe reseñar de una manera resumida:

La calificación de los índices generales de calidad del agua en el punto de la toma es manifiestamente menor que en el curso del río antes de su paso por Burgos (tanto en los determinados por la propia CHD, como por la Junta de Castilla y León); cabe recordar que el río Arlanzón pierde su carácter de río truchero en el Puente de los Ingleses, aguas arriba del punto de la captación prevista.
Los análisis de las aguas del río en el punto determinado (aún siendo manifiestamente insuficientes, puesto que solo se han realizado dos) evidencian un alto contenido en metales (como Al y Mn) que no serán corregidos por la ETAP (al contrario, pueden verse incrementados por los tratamientos de floculación y coagulación, ya que se prevé añadir policlorosulfato de aluminio), en fosfatos, en aceites y grasas, en Nitrógeno, en nitratos, y en coliformes fecales y E. coli (éstos si serán eliminados por la ETAP), que son mucho más reducidos en el caso del embalse de Úzquiza.
El agua del río Arlanzón en el punto de captación previsto es, por su elevado contenido en calcio y magnesio, dura, generando importantes problemas de incrustaciones en tuberías e instalaciones, así como en los usos cotidianos (funcionamiento de lavadoras y lavavajillas, sistemas de calefacción, etc…) mientras que el agua de la red de Burgos es blanda.
El agua del río Arlanzón en el punto de captación previsto, es susceptible de empeorar su calidad notablemente, puesto que recibe los vertidos de muchas localidades situadas aguas arriba de Burgos, así como los vertidos de la red de pluviales de la ciudad de Burgos y, potencialmente, vertidos industriales peligrosos de los polígonos industriales de Gamonal y Villayuda, fruto de situaciones accidentales.
"El agua del río Arlanzón en el punto de captación previsto, en aquellos momentos en que por movimientos de tierras aguas arriba, o por precipitaciones intensas, baje con una turbidez significativa, no podrá ser utilizada por la ETAP propuesta, ya que el dimensionamiento del pozo arenero previsto (3,3 x 3,3 x 3,3 metros) es manifiestamente insuficiente para provocar una decantación razonable de los arrastres del río en momentos de aguas turbias. Ello implicará que en esas circunstancias la ETAP no funcione, y con el dimensionamiento previsto de los depósitos de distribución, ello originará el más que probable corte del suministro de agua a las localidades de la Mancomunidad “Campo de Muñó”.
El contenido en materia orgánica del agua del río Arlanzón en el punto de captación previsto, así como de cloruros y bromuros, junto con el tratamiento clorador previsto en base al hipoclorito sódico, generará con seguridad una elevada producción de trihalometanos en la ETAP proyectada (y que serán consumidos por las poblaciones abastecidas), compuestos orgánicos tóxicos y volátiles posiblemente carcinógenos, que la Unión Europea obliga a que se sitúen en aguas de consumo por debajo de los 100 µg/l. Los escasos ensayos de formación de trihalometanos que contiene el proyecto dan cifras alarmantes: el potencial de formación de trihalometanos es de 106,9 µg/l PFT cloroformo (¡¡¡entre 3 y 4 veces más que los valores determinados en la red de Burgos!!!), mientras que el potencial de formación final de trihalometanos PFFT cloroformo alcanza los 454,6 µg/l. A pesar de ello, sorprende que el proyecto de la nueva ETAP no incluya un sistema de filtración con carbono activo, sistema que se ha demostrado el más eficiente y sencillo para la reducción del contenido de trihalometanos y otros compuestos orgánicos tóxicos de baja polaridad, ¿no lo merecen los habitantes de las cuencas bajas del Arlanza y Arlanzón?, ¿son ciudadanos de segunda?. Parece razonable incluir además del sistema de preozonización en cabecera de la planta previsto, otro de postozonización en cola de la instalación, ya que permitiría reducir las dosis de hiploclorito de sodio a aplicar para la desinfección y minimizaría la formación de trihalometanos. Obviamente la ETAP de Arlanzón cuenta con estos tratamientos.
2.6.- El Plazo de ejecución previsto para la realización de las instalaciones, según prevén las disposiciones del proyecto alegado es de 16 meses más otros 6 meses adicionales para la puesta en marcha operacional. Si a ello añadimos el periodo de tiempo necesario para convocar el concurso de realización de la obra, la resolución y adjudicación del mismo, así como los replanteos previos al inicio de las obras, es obvio que la puesta en funcionamiento del servicio de aguas de consumo se dilatará al menos dos años y medio (no antes de mediados del 2012). Es preciso recordar que la conexión a la red de Burgos, una vez articulada la voluntad política suficiente, se produciría en el plazo de unas pocas semanas.
2.7.- El proyecto reconoce la existencia de dos yacimientos arqueológicos catalogados en las ubicaciones elegidas para las instalaciones de la nueva ETAP. Desde el PCAL consideramos manifiestamente insuficiente para la protección de los mismos, las especificaciones citadas en el proyecto relativas a que se procederá al “balizamiento con estacas y cinta plástica” de los mismos, pues en absoluto estas medidas garantizan la protección de los mismos, tanto en la fase de movimiento de tierras, como de construcción de las instalaciones, o en la fase reexplotación de las mismas.
2.8.- Las previsiones que establece el proyecto, de llevar a vertedero los lodos secos generados en la fase de explotación de la instalación, contradicen las tendencias actuales tendentes a la reutilización de este tipo de subproductos, por lo cual, desde esta formación alegante se reclama la búsqueda de otro sistema más ambiental para la gestión de los residuos sólidos producidos durante el funcionamiento de la ETAP, en función de sus características físico-químicas.
2.9 – El proyecto, con sus nueve tomos y sus casi 3000 páginas no dedica ningún apartado a estimar los costes de operación de la nueva captación, la ETAP y sus estaciones de bombeo, resultando bastante llamativo que no exista cálculo alguno del precio del agua tratada que proporcionarán estas instalaciones. Es obvio que el proyecto no quiere entrar en este aspecto dado que la nueva ETAP proporcionará un agua de consumo a los ciudadanos de un precio bastante superior a la que actualmente suministra el Servicio de Aguas de la capital burgalesa (el coste sin incluir el saneamiento está en torno a los 0,37 €/metro cúbico), y que probablemente no descenderá de los 0,50 €/metro cúbico. Bombear el todo el caudal de agua tratado desde la cota 835 a más de 100 metros de altura, supondrá un coste económico elevadísimo, y los tratamientos físicos y químicos de la ETAP implicarán un coste unitario más elevado por unidad de agua tratada que en una planta de mayores dimensiones como la ETAP de Arlanzón.
- La opción, prevista por el proyecto, de construir una nueva ETAP que capte el agua del río Arlanzón a su paso por Burgos para abastecer a las localidades del Campo de Muñó, es una decisión unilateral de la CHD, que va en contra de la reiteradamente expresada voluntad de los afectados de recibir agua de la red de Burgos, y contraviene de forma expresa todos los acuerdos, convenios y disposiciones previas adoptados por la Mancomunidad “Campo de Muñó”, la CHD, la Diputación Provincial y la Junta de Castilla y León, lo cual libera a los Ayuntamientos de la Mancomunidad de cualquier compromiso de orden jurídico o económico previo, puesto que es la propia CHD quien viola la pretensión básica inicial de toda la operación de abastecer al bajo Arlanza y Arlanzón: enganchar las redes de distribución al Agua de la capital burgalesa.
CONCLUSIONES.
La solución por la cual opta de forma cerril la CHD para dotar de agua potable de consumo a los municipios del bajo Arlanza y Arlanzón es absolutamente irracional, ya que pretende dar agua más cara, más tarde, de peor calidad, en contra de la voluntad expresa de los interesados y con un despilfarro importante de inversiones públicas, a la Mancomunidad “Campo de Muñó”, respecto a la opción más razonable, económica, rápida, segura y apoyada democráticamente, que supone el enganche de la red de distribución construida a la red de Burgos.
En pleno siglo XXI, en el seno de una sociedad moderna, democrática y avanzada, las administraciones públicas deben ser responsables y guiarse por el interés público, superando enfrentamientos partidistas o corporativos que pagan o sufren los ciudadanos. Es por tanto urgente que CHD y el Ayuntamiento de Burgos DIALOGUEN y encuentren un acuerdo razonable para proporcionar ya el enganche del Campo de Muñó a la red de Aguas de Burgos, y se archive y olvide el proyecto innecesario de una nueva potabilizadora aguas debajo de la ciudad de Burgos.

En tiempo de crisis algunos se empeñan en gastar más dinero y encima bajar la calidad. Eso es lo que quieren hacer los políticos (algunos que yo PPresupongo o PSintO) con el agua que bebemos....
La CHD se empeña en gastar dinero y retrasar la llegada de agua limpia a nuestras casas, ¿porque?.
Esta batalla debe unirnos a todos, para que no jueguen con nuestra salud, la de nosotros y la de nuestros hijos. Un agua limpia es una apuesta de futuro, que no jueguen con él....
Que Fortuna nos libre de gastos superfluos y nos proporcione agua limpia....

3 comentarios:

LOLI dijo...

Temu,como es posible que tambien tengamos problemas con el agua?Pero bueno...de que van?Oye que si no sirven para hacer su trabajo...que se busquen otro.

UN BESAZO GRANDE. Y SI SEÑOR! DALES CAÑA!.

Temujin dijo...

Loli, es lo que hay, cuando las distintas administraciones de este país bananero se ponen en marcha...

Anónimo dijo...

Por favor leed la siguiente página:
http://lasclasesmedias.blogspot.com/2010/01/hacia-la-quiebra-inminente-del-estado.html

Los políticos nos están llevando a la ruina total. Habrá que reinventarse después del derrumbe que se avencina...